¿Cómo deben tratar los artistas del tatuaje los tatuajes faciales?

¿Sabías que cerca del 72% de las personas con tatuajes suelen tenerlos ocultos por la ropa la mayor parte del tiempo? La creciente tendencia de tatuajes faciales cambia esto. Las redes sociales ya están inundadas de gente que publica fotos de sus tatuajes faciales con el hashtag #facetattoo.

Los tatuajes faciales ponen a los tatuadores en una posición incómoda. El cliente dice que quiere. Pero, ¿van a sentir lo mismo mañana por la mañana? Enfrentarse a esta situación puede ser un campo de minas para los artistas del tatuaje. Echa un vistazo a nuestra útil guía para lidiar con la tendencia de los tatuajes faciales. ¡Empecemos!

Tatuaje facial: un dilema para los artistas del tatuaje

Cada ocupación tiene dilemas éticos comunes que entran en su vida diaria. En el caso de los artistas del tatuaje, se trata de solicitudes incómodas de tatuajes. No es nada sencillo resolver el curso de acción correcto cuando se trata de clientes desesperados por un eslogan gigante en su mejilla o un patrón simbólico en su frente.

Claro que hay muchos tatuadores a los que sólo les importa el dinero. Harán cualquier cosa por el precio adecuado. Sin embargo, para otros, es una decisión difícil. Tampoco es exclusivamente porque sean altruistas. Por supuesto, no quieres ser responsable de que alguien haga una estupidez de la que se arrepienta.

Guess You Would Like:  ¿Puedo maquillarme después de hacerme un piercing en la nariz?

Un tatuaje en la cara tiene muchas consecuencias. Que la sociedad en general lo rechace por ser «extraño». También podría perjudicar las oportunidades de empleo. Hasta el 80% de los empleadores serían menos propensos a contratar a alguien con un tatuaje en la cara, según un estudio.

Más que eso, no querrás que los clientes vuelvan a ti culpándote de su tatuaje en la cara. Esto podría acarrear un montón de problemas legales y comerciales más adelante.

Tienes que dar algunas explicaciones

Si llegas a la conclusión de que el cliente se toma en serio lo de hacerse un tatuaje en la cara, tienes que explicarle tus reservas. Puede que estés de acuerdo con muchos otros artistas del tatuaje en que la piel de la cara no es apropiada para los tatuajes.

Un tatuador dice que la cara no ofrece «piel de calidad» para los tatuajes. Y añade: «No tiene capacidad para ser mi lienzo». Los tatuajes en partes tan sensibles de la piel, como las manos y los pies, también pueden desvanecerse y mancharse mucho más rápido. Por lo tanto, el cliente puede esperar volver periódicamente para retocarse.

Otro tatuador está de acuerdo. Considera que la cara es demasiado «sagrada». ¿Es ésta también su opinión? Es importante explicar pacientemente a tus clientes por qué no estás dispuesto a hacerles tatuajes en determinadas zonas del cuerpo.

Si te encuentras explicando esto regularmente, puede ser apropiado escribirlo como una política para tu estudio.

Tu prioridad es tu reputación

Tu reputación lo es todo para ti. Sólo hace falta un gran error para que tu empresa se desmorone. Probablemente has trabajado muy duro para construir tu reputación desde los cimientos. No permitas que se derrumbe por un tatuaje en la cara.

Guess You Would Like:  Retoque de tatuajes: ¿Por qué y cuándo es necesario?

Recuerda que cuando el cliente sale por la puerta con su tatuaje, es un anuncio andante de tu estudio. No puedes esconderte de ello. Incluso si el cliente dice que realmente quiere el tatuaje de la cara, sabes que te culparán si algo sale mal o se arrepiente.

Haz un juicio

No puedes ignorar el contexto de la petición del tatuaje. Imagina que el actor y luchador Dwayne Johnson ‘La Roca’ llega a tu estudio de tatuajes pidiendo un tatuaje en la cara. El tipo ya tiene 8 tatuajes que cubren gran parte de su cuerpo.

Son circunstancias muy diferentes a las de un chico joven sin tatuajes que pide un eslogan en la frente. El adulto sobrio que ya tiene un historial de tatuajes podría ser considerado en su palabra. El joven que lo pensó espontáneamente debería salir por la puerta.

En otras palabras, si el cliente ya está muy tatuado, lo más probable es que haya pensado en la posibilidad de tatuarse la cara durante algún tiempo. Sería prudente tener esto en cuenta, especialmente si ha participado en los otros tatuajes.

Pide al cliente que se lo piense mejor

Si el cliente quiere el tatuaje, en realidad no puedes impedírselo. Siempre hay algún otro artista del tatuaje que lo hará por ellos. Aunque rechazar un negocio es duro, rechazar la petición de un tatuaje facial podría ser la opción correcta. No hace falta que lo rechaces directamente.

Basta con animarles a que se vayan y se lo piensen mejor. Luego pueden reservar una cita y volver a ti para hacerse el tatuaje. Al menos, esto podría ayudarles a reflexionar sobre si realmente quieren el tatuaje. Asegúrate de que conocen las consecuencias.

Guess You Would Like:  Cómo lidiar con el dolor de los tatuajes: qué hacer y qué no hacer

La percepción de la sociedad sobre los tatuajes faciales y el arte corporal en general está mejorando. Sin embargo, las consecuencias para el cliente podrían seguir siendo graves.

Cubrirse siempre las espaldas cuando se trata de tatuar la cara

Si estás convencido de que el cliente quiere realmente el tatuaje facial, puedes redactar un documento que te exima de responsabilidad si algo sale mal. Haz que el cliente firme el acuerdo. Esto podría incluir un acuerdo de que los retoques no se incluirán en el pago y que no asumes ninguna responsabilidad por las consecuencias.

La tendencia de los tatuajes faciales

Nunca es fácil saber cómo tratar con un cliente exigente que quiere un tatuaje facial. Tienes que mantenerte firme y hacer lo que crees que es la decisión correcta.

La próxima vez que un cliente entre en tu estudio solicitando un tatuaje facial recuerda nuestros consejos y trucos para afrontar esta complicada situación.